Skip to content

Santa Teresa: Canciones y Poemas

Tarde noche del sábado, 31 de Enero. En nuestra iglesia conventual de San José se dieron cita, una vez más, los amigos de Santa Teresa de Jesús, en este nuevo acto conmemorativo del V Centenario de su nacimiento.

Canciones y poemas jalonaron, en forma alternativa, estos maravillosos instantes teresianos, que nos acercan tanto a la anchura y profundidad de esta gran mujer que nos sigue sorprendiendo, a pesar del paso de los siglos, con su frescura y su belleza: “Vivo sin vivir en mí”, “Vuestra soy, para Vos nací, ¿qué mandáis hacer de mí?”, “Nada te turbe”, “Soberano Esposo mío”…

El Padre Pedro Villarejo Pérez, maestro en el lenguaje de la prosa-poesía, nos fue desgranando algunos de los poemas de Teresa de Jesús, aportando ese matiz suyo, tan personal, que realza la figura de la Santa abulense, con ese cariño que le profesa, que le sale del alma… Alma de un hijo que sólo puede piropear a tan buena Madre.

Francisco Casillas nos deleitó con su arte, arte desbordado por las cuerdas de esa guitarra que se estremecía al roce de sus dedos, arrancando hermosuras sonoras de lo más hondo de su caja de madera. Y la voz. Sólo escuchando desde el corazón, orando, se podía permanecer en esos momentos en los que él cantaba lo que Teresa un día, enamorada, escribiera a su Señor.

Y también apareció la figura, siempre modesta, de san Juan de la Cruz. No podía ser menos en esta Casa, en este Año Centenario, y de la mano del Padre Pedro. La Noche oscura puso ese sabor de cielo que se paladeaba entre los muros de esta iglesia en esta tarde tan teresiana, tan nuestra.

Teresa sigue viva… ¿No lo estáis sintiendo?