Skip to content

Bendición Urbi et Orbi

Día 27 de marzo del año 2020. Quedará marcado para siempre entre los acontecimientos históricos que han marcado la vida del mundo, de la Iglesia. El papa Francisco impartía a toda la humanidad la Bendición Urbi et Orbi en este tiempo de Pandemia. Se dirigía al Atrio de la Basílica Vaticana en soledad, subiendo con decisión esas escaleras que a todos nos parecían interminables. Imagen de la ternura de Dios.

Con este gesto el Santo Padre regala a nuestro mundo herido un signo de Paz y de Esperanza. Dios nos ha bendecido.